Color por comparación

17 01 2010

Tras todos vuestros comentarios y percepciones he de deciros que… ¡las espirales azul y verde en realidad son del mismo color!

Con algo de zoom se verá mejor:

Phil Plait explica que:

La razón por la que se ven como diferentes colores es que nuestro cerebro juzga el color de un objeto no de forma absoluta sino comparándolo con los colores que le rodean. Las bandas espirales más delgadas que van en sentido contrario no son de un color uniforme como parecería a primera vista, sino que van cambiando según pasan por la zona de las espirales «azul» o «verde».

Vía: Microsiervos

Entrada relacionada: La percepción del color

Anuncios




La percepción del color

13 01 2010

Tras las vacaciones navideñas vamos a comenzar con un tema fascinante: el color.

De forma introductoria veremos el vídeo “La percepción del color”

Además, Ingrid Calvo Ivanovic ofrece en Proyectacolor unos objetos de aprendizaje que nos facilitarán la teoría y la percepción del color (unidades 1 y 2).

Para finalizar, ¿qué opinas de los colores de la imagen?, ¿son espirales azules y verdes realmente?


¡La solución el próximo día!





Aniversario Espiral Cromática: cumplimos un año

16 12 2009

Hace unos días este edublog cumplía un año desde que comencé con la aventura de la web 2.0 y los blogs; aún es poco, pero ya va teniendo sus entradas. Para celebrar este aniversario quiero hablar del nombre del Edublog: Espiral Cromática, aunque espero no dilatarme mucho ya que las espirales y el color son algo que marcan mi vida.

La idea del nombre se la debo a mi amiga Sara (gracias) que conocía a alguien que había tenido un programa de radio que se llamó así (ya no existe, claro). A mí me parecía ideal pues unía la parte artística y técnica del Dibujo y a la vez una parte para mí metafórica muy importante. El tema da para hablar largo y tendido, pero mi intención es poner tres pinceladas respecto a las espirales.

Una espiral es una curva que da indefinidamente vueltas alrededor de un punto, alejándose de él más en cada una de ellas. La idea de la distancia, simbólicamente me parece maravillosa, pues aunque se aleje sigue estando conectada son su origen del que depende para continuar existiendo. Además puede prolongarse de forma infinita y CRECER. A la izquierda está la espiral de Arquímedes de dos centros que podemos construir con el compás.

Como cuenta Jean Chevalier en su Diccionario de símbolos, “la espiral es emanación, extensión, desarrollo, continuidad cíclica pero en progreso, rotación creativa. Es el símbolo cósmico de la luna, de la fertilidad; representa en suma los ritmos repetidos de la vida, el carácter cíclico de la evolución”.

Tal vez por esto ha sido muy utilizada de forma simbólica a lo largo de la historia del Arte como en una de mis obras favoritas: Muelle en espiral de Robert Smithson (Spiral Jetty). Aún recuerdo cuando Beatriz Fernández, mi profesora de Historia del Arte en 1º de BBAA, explicó esta obra, visionamos el vídeo y leímos los textos, me pareció algo realmente mágico. El recorrido de la espiral se realiza en el sentido contrario de las agujas del reloj, simbolizando la destrucción y el fin del mundo. El autor invitaba a realizar un viaje iniciático a su interior al recorrerla y salir. Tonia Raquejo (magnífica profesora con la que también he tenido la suerte de disfrutar en sus clases) explica que la forma espiral se asemeja a la nebulosa espiral que dio origen al universo (según las teorías de los años 60) dándole un valor espacio-temporal y astrofísico. Sin embargo, Eva Romero asemeja su forma a los mandalas de la religion budista, como círculos que se van concentrando poco a poco en un solo punto;  es centro y a la vez expansión.

Otra persona a la que también le han gustado las espirales ha sido Jakob

Bernoulli (del que ya se habló aquí con su lemniscata), conocido por su libro Spira mirabilis (la espiral maravillosa). En él habla de la espiral logarítmica (imagen inferior, no podemos trazarla con el compás), que se puede simplificar con la espiral construida utilizando rectángulos con la proporción áurea (imagen de la izquierda). Su pasión era tal que pidió grabar en su epitafio “Eadem mutata resurgo” (Mutante y permanente, vuelvo a resurgir siendo el mismo) junto con una espiral logarítmica. Los canteros se equivocaron y tallaron una espiral de Arquímedes.

Hundertwasser (su web oficial) tiene La espiral-bosque de Darmstadt (1996). El edificio cuenta con 105 apartamentos habitables, diseñados con formas orgánicas e irregulares. La cubierta es de hierba que depura el agua de la lluvia y aguas residuales ya que el césped filtra los elementos  contaminantes junto con otras plantas más estéticas regenerando el ciclo de la vegetación a través del humus de la materia fecal.

Bueno, hasta aquí yo creo que puede estar bien para este “primer aniversario”. Muchas gracias a todos los que me habéis acompañado durante este primer año y a todos aquellos que se han unido al proyecto durante este tiempo. Sin vosotros esto no es lo mismo.